Algunas historias absurdas sobre el himno

Publicado: febrero 21, 2008 en Uncategorized

Bueno, pues de una vez les aviso que este post es sólo una nota que se me hizo curiosa y que me comentó Renán (http://rmedina.wordpress.com) sobre una multa al coque por no cantar bien el himno nacional. Bueno, ahí se las dejó.

(tomado de http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=245079&tabla=notas y escrito por Julio Alejandro Quijano el 15 de septiembre de 2004)

Un estadounidense se registra como “coautor” del Himno y pide regalías. Un cantante puertorriqueño cambia la letra y a otro, mexicano, se le olvida. Por decreto, le `borran` estrofas ”

¿Bridón? Pus ora sí que yo para qué le voy a decir mentiras. ¿Bridón, dice? No tengo idea… pero debe estar bien ¿no? Es el Himno”. La bandera ondea sobre la cabeza de Auxiliar Martínez, ex trabajador de la Ruta 100, quien permite un par de preguntas sobre el 150 aniversario del Himno Nacional Mexicano mientras una comisión entra al palacio de gobierno del DF durante un mitin de la ex R-100 encabezado por Jorge Cuéllar.

O como dice el historiador Enrique Semo, “los símbolos son naturalmente temporales en su significado, la gente puede desconocer las palabras o las estrofas de la letra pero a todos los mexicanos les gusta su Himno”.

Sin embargo, la mirada de Auxiliar Martínez se pierde cuando intenta recordar la última vez que cantó su Himno Nacional. En realidad, Auxiliar nunca lo ha cantado porque nunca fue a la escuela y, por supuesto, tampoco iría a la guerra si, como dice la letra, “osare un extraño enemigo profanar con sus plantas tu suelo”.

Luego, en el fondo se escucha al líder sindical Jorge Cuéllar que regresa de su reunión con funcionarios del gobierno capitalino. Auxiliar Martínez interrumpe su patriótico esfuerzo por recordar la letra del Himno para unirse al coro de los ex trabajadores de Ruta 100: “Síííí, compañero”.

El himno mexicano-estadounidense

En vivo debió ser más dramático. Por televisión sólo se vio al público en las tribunas del estadio Relvart maldiciendo el día en que había nacido Luis Ramírez, cantante puertorriqueño a quien le encargaron interpretar el Himno antes del partido de futbol América contra Everton en Houston, Texas.

Su osadía lo llevó a aceptar el reto aunque evidentemente le faltaban dos cosas: aprenderse la letra y la música. El texto autentificado por los tres poderes de la Unión y depositado en el Archivo General de la Nación, la Biblioteca Nacional y el Museo Nacional de Historia, dice en su primera estrofa: “Ciña ¡Oh Patria! tus sienes de oliva”. Pero al escuchar los acordes, el cantante nomás miró al cielo y tarareó: ” Se ciña Patria, para ti tus aceites de oliva, Prometeo en las estrellas”.

Y dos meses después, el pasado 30 de agosto, el consulado general de México en Houston dirigió una carta de protesta a Jamey Rootes, presidente de Lone Star Sports & Entertainment, empresa que organizó el partido. El señor Roots devolvió una carta de disculpas pero Luis Ramírez debe estar tranquilo en su casa de Puerto Rico. La Ley de Uso del Himno no tiene reglamento y por tanto carece de sanciones.

Aunque en realidad Estados Unidos y el Himno Nacional Mexicano están involucrados en un asunto más serio: Gabriel Larrea Richerand, presidente del Instituto Mexicano del Derecho de Autor, descubrió hace cinco años que una editora estadounidense tiene registrados los derechos del Himno Nacional Mexicano.

Desde entonces, Larrea Richerand ha promovido una solución: que los gobiernos de Estados Unidos y México lleguen a un acuerdo para proteger los derechos autorales de sus himnos en ambos países.

Ninguno de los gobiernos ha hecho caso a la propuesta de Larrea Richerand, quien cuenta que todo empezó como una historia absurda. “Un día llegó el propietario de los derechos a la embajada de México en Washington con el descaro de querer cobrar regalías por el uso del Himno en actividades cívicas. Y si analizas el régimen jurídico, pues él tiene los derechos de los arreglos que hizo”.

Ese señor se llama Henneman Harry, con número de registro internacional de autor CAE 99999960. Así que la Broadcasting Music Incorporated (BMI), sociedad recaudadora de derechos de ejecución pública en EU, tiene el Himno Nacional Mexicano firmado en “co-autoría de Henneman Harry y Nunó Jaime”. Puesto que Nunó murió en 1908, Henneman es quien cobra regalías.

Sin embargo, Adolfo Montoya Jarkín, director del Instituto Nacional del Derecho de Autor de la SEP, niega este hecho. “Lo que pasó es que los descendientes de Nunó vendieron los derechos de la música pero no de la letra”.

Como sea, Larrea Richerand exhibe la prueba de un documento expedido por BMI, donde la editora estadounidense reconoce que Henneman cobró 14 dólares en regalías de 1996 a 1999.

Henneman, también conocido como Hill Phil, registró el Himno mexicano en Edward B. Marks Music Company luego de hacerle algunos arreglos.

O como dice El Cejas de Iguazú , ex trabajador de Ruta 100 que prefiere permanecer en el anonimato: “Esa música y letra la han pisoteado los gobiernos, igual que los colores de la Bandera. No la respetan; cada quien es libre de cantarlo o no pero la verdad es que en este país todo se modifica, ¿no le mocharon las patas al águila del escudo nacional? Y Vicente Fox dice que lo respeta”.

El ex trabajador no lo sabe pero 16 años antes de que el gobierno de Fox modificara el Escudo Nacional, Miguel de la Madrid borró con un decreto seis estrofas del Himno originalmente compuesto por el poeta y dramaturgo mexicano Francisco González Bocanegra y el músico español Jaime Nunó.

El himno que mal cantó el puertoriqueño Luis Ramírez se le olvidó al mexicano Jorge Muñiz, aquel 16 de septiembre de 1989 en la plaza México y ante 30 mil mexicanos ansiosos por ver al boxeador mexicano Jorge El Maromero Páez exponer su título pluma ante el argentino José Mario López.

A diferencia del puertorriqueño, el mexicano Jorge Muñiz recibió una sanción económica. Adolfo Montoya Jarkín explica que la Ley de Derechos de Autor en su artículo 230 contempla multas de mil hasta 5 mil días de salario mínimo para todo aquel que modifique cualquier canción.

Víctor Gutiérrez Barrera, bolero que trabaja desde hace 43 años en la esquina de 20 de Noviembre y 5 de Febrero, dice: “el Himno Nacional es el padre de todo el mundo, igual que la Virgen de Guadalupe es la madre”.
Porque somos mexicanos

La familia Morales García viven en la banqueta del anexo A de Banamex. Francisco Morales, veracruzano, comienza su día con los primeros rayos del sol: dobla sus cobijas, se peina frente a los ventanales del banco y cuelga la Bandera de México en el manubrio de su diablito . Despierta a su hija con un trompetazo y gritando: “¡Viva México”. La niña se llama Gabriela y se sube al diablito para que su papá le dé un par de vueltas alrededor del zócalo.

“El Himno claro que me gusta; soy mexicano, nunca dejamos de ser mexicanos. La frase que más me gusta ¿cuál será? Pues mexicanos… sí, mexicanos al grito…”

Augusto, Mireya, Luis y Paulina, joven cuarteto de cuerdas que desde hace seis meses ofrece conciertos banqueteros de música barroca pero los terminan siempre con Jesusita en Chihuahua . El cuarteto en su conjunto dice que en la banqueta o donde les toque estar, interpretarán el Himno.

Miguel Alemán Valasco propuso, cuando era miembro de la Asociación de Periodistas de Radio y Televisión, que el Himno Nacional Mexicano se tocara al final y comienzo de transmisiones de todos los canales de televisión y estaciones de radio. La propuesta se aceptó hasta el segundo año de gobierno de José López Portillo.

La medida está hoy en la Ley de Uso del Himno, pero “para ser francos”, a José Fabián Álvarez no le interesan esas cosas. Estudiante de Economía y conductor de bicitaxis en su tiempo libre, José Fabián prefiere El señor de los anillos . “La última vez que canté el Himno fue en la primaria, cuando tenía 11 años”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s