Un voto=un taco

Publicado: julio 5, 2009 en Política
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Hablemos un momentito, tal vez solo un parrafito, de prácticas para acarrear borregos. Podríamos mencionar de las famosisimas despensas, de dar dinero a cambio de voto (antes decias, claro, si voté por ti, ahora te dan un celular para que le tomes foto a tu boleta), de las populares tortas de mayonesa con el juguito caliente y por supuesto, los taquitos.  Y es que desafortunadamente los partidos consiguen llevar más gente a sus filas ofreciendo un huesito, tal vez un pequeño puesto en cualquier departamento habido o por haber (porque si no existe y “si ganamos, pues buscamos como lo creamos, sin importar como”) y muchos jóvenes se van con la finta e ingenuamente se convierten en seguidores apoyando y llevando a más chavos y al final, los familiares de los ganadores de las votaciones son los que obtienen los buenos puestos y si hay chance, el que tenga más contactos, dejando así a miles de jóvenes implorando por que le cumplan.

Hay que ser sinceros, estas elecciones a muy pocos les importó (cosa que no debía ser asi), pero es dificil reaccionar ante esta situación: ¿por quien votar si ni siquiera hay buenas opciones? ¿Por qué votar si al final todos los votos se van a dos partidos? ¿Por qué no votar si aún anulando mi voto beneficio a la “mayoría”? Si, es cabrón y creo que así ha sido durante muchos años, pero ¿qué podemos hacer nosotros si ahora ni siquiera llorar es bueno?

Mucho se mencionó acerca de dejar las cartillas en blanco, que para que ahora si se tome en cuenta la poca participación electoral de los ciudadanos. Pero ¿y si todos votamos? ¿No será que también así se pueda notar una auténtica diferencia?Y si hay cero votos, ¿servirá de lección para todos los partidos políticos? Oh, que dilema. Pero penosamente vimos una campaña repleta de actores, futbolistas, políticos y hasta el mismísimo presidente lagrimando por que la gente acuda a las casillas. Las pataditas de ahogado al por mayor.

Llegar a la casilla fue abrumador, observando a casi quince camisas rojas a la entrada de la escuela donde voté. Llegar al salón donde estaba la casilla, fue un suplicio, sumando otras cuatro camisas rojas y tres azules, y otras personas invitadas por sus partidos a vigilar ¿Está permitido que una persona con la playera de un partido político entre a darme otro lapiz para que vote mejor? Y a la salida, la invitación a los mentados tacos. ¿Y como estuvieron tus tacos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s