Hace un año la situación era diferente. Hace un año la afición yucateca soñaba, añoraba pisar el estadio de algún equipo de la primera división, pero no como partido amistoso. ¿Y qué fue lo que cambió? Podríamos decir que hay muchos factores que contribuyen a la baja del equipo, como la falta de un centrodelantero que anote los goles, la gran cantidad de cartones amarillos que se han ganado los astados a lo largo del campeonato y el nerviosismo que aflora entre los jugadores del Mérida F.C. por no poder conseguir un triunfo desde la jornada número 4 del torneto en curso.

Cargarle la culpa a David Patiño no es la solución. El equipo juega bien, es vistoso, pero la directiva tuvo el desacierto de desprenderse de jugadores importantes que consiguieron llegar a la final y jugar contra Querétaro por subir a la primera división. Cariño, Olsina, Saucedo, Orozco, son jugadores que aportaron a la ofensiva y que conformaron un equipo importante que de haber tenido continuidad este equipo habría hecho cosas sorprendentes. Olsina no se tuvo la culpa de fallar un penal después del minuto 120. Orozco tampoco de no haber pesado tanto en la final. Tal vez la directiva debió hacer un esfuerzo mayor por conservar a la mayoría de estos jugadores, que han demostrado aportar buen futbol a sus equipos.

Ahora el equipo cuenta con jugadores que carecen del olfato goleador. Oscar Rojas, una contratación excelente no ha logrado cuajar en el accionar ofensivo del equipo. El parejita López no puede ser todo el equipo, necesita del apoyo de los otros 10. Pardini es un jugador que podría ser bueno, podría hacer cosas grandes pero juega sólo para él, no conoce el juego en equipo y toma decisiones erróneas al tratar de anotar. Si alguien sabe donde se encuentra el Ever Guzmán que ganó la sub-17, háganle saber que eso ya pasó, que ahora tiene que demostrar que no puede vivir sólo de ese éxito y aportar las mismas ganas en su carrera futbolística, que si sigue en su actual nivel, podría tratarse de muy poco tiempo. Federico Mancinelli es una auténtica muralla, no cabe duda de su liderazgo. El problema recae en las otras personas que conforman la defensa y que no han sabido acoplarse a lo que pretende Patiño, teniendo que hacer constantes cambios en esta línea. Y Patiño parece que se está cansando. ¿Y quién no?

El fútbol no es sólo negocio, también es espectáculo. Eso lo debe tomar en cuenta la directiva y es cierto que este torneo de la liga de ascenso no se ha caracterizado por su espectacularidad, más bien de la irregularidad de los equipos y de lo mediocre que es el sistema del torneo, que ya necesita reformas que beneficien a la afición, que al final los jugadores se deben a las personas que pagan sus boletos, que los ven en la televisión, que compran sus playeras y que los siguen en las buenas como en las malas. Lamentablemente el ir a un partido de los venados, ya no tiene ese ingrediente que hacía disfrutarlo, al contrario, ahora se va a sufrir, a pensar que podría suceder lo peor. Pero tal vez solo sea una pesadilla, y en algún momento la mística de nuevo aparecerá.

Foto tomada del sitio: http://euro.mediotiempo.com/media/2009/05/24/locura-total-para-los-venados-0.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s