Aún con la resaca de la final y después de quejarme una y otra vez que Alemania no haya llegado a ese último partido, recordé que no volví a teclear algo de este mundial de fútbol (aunque fue más por causas tecnológicas).

Y no lo tomen a mal, la selección española ha sido una de mis favoritas desde hace años, me gustan las playeras de la furia roja y más que nada que es un equipo que tiene un estilo de juego identificado. Pero aún así me habría gustado más Alemania para la final para coronar un gran torneo. España apenas ganaba con la mínima y no desplegó su mejor fútbol.

Ha quedado muy lejos de inmortalizar a un jugador por su habilidad y brilla aún más por el mar de polémicas que deja a su paso. Desde el controversial Jabulani, hasta el aguafiestas del pulpo Paul que desde antes nos tenía a los ganadores. En la FIFA deben estar preguntándose muy seriamente que hacer con los árbitros ya que  al final dijeron que este sería el último mundial con este formato de árbitros. ¿Alguien dijo introducción de la tecnología? Lo siento pero tal vez se refieran a meter dos árbitros más.

No fue un mundial de juegos exquisitos, si acaso dos o tres dejaron un buen sabor de boca (ok, no vi todos los partidos) e incluso en la misma final de España vs Holanda ambos equipos dejaron mucho a deber  y las 14 amarillas nos dicen mucho del juego que hubo en la cancha.

Para los detractores del fútbol que untan sus manos al escuchar el pitido final de este mundial déjenme decirle que aún queda mucho fútbol por delante, desde la superliga que comienza hoy, hasta las ligas locales de fútbol, ya este fin de semana comienza la liga de ascenso y aún quedan más torneos. Que no son tan marcados por la mercadotecnia es muy diferente, pero el fútbol no se acaba.

Sin duda alguna la estrella del mundial fue el pulpo Paul, introducido en pláticas de bar y hasta de lavado y planchado, después el balón Jabulani (que después de tanta polémica se dan cuenta que sí, es redondo), Jong Tae-Se, un jugador de Corea que no más no pudo aguantar la emoción de jugar un mundial y en medio himno derrama cuanta lágrima hay en sus ojos, John Terry lanzándose tres veces para evitar que el balón entre a la portería, entre otros.

Lo patético del mundial: las declaraciones de Diego A. Maradona, culpando a todos menos a su equipo de su desempeño, los pésimos arbitrajes que hubo en casi 3/4 partes del mundial, coronando el mal desempeño de los árbitros hasta en la final con horribles planchas con sello de cárcel; sin olvidar las imitaciones baratas del pulpo Paul (pericos, pandas, perros, etc.), una canción tan fea del mundial que desconcertó a más de uno (no la oficial era la de Bisbal?), que la atajada del mundial sea de un delantero (Suarez de uruguay), los errores que perjudicaron a Inglaterra y a México, el portero Green de Inglaterra perdiendo el balón, etc.

Mi equipo ideal del mundial:

Casillas—-Lahm, Lucio, Mathijsen, Maicón—-Schwensteiger, Sneijder, Özil y Xavi (aunque me duela)—-Forlán y Villa

El equipo decepción:

Green—-Osorio, Evra, Otamendi, Heinze—–Bofo, Messi, Ronaldo, Ribéry—–Franco, Henry

Equipos revelación: Ghana y Uruguay

Decepción: Brasil, Argentina, Italia, Francia, México (unos peores que otros)

La mejor selección del mundial: Alemania

La figura: Ni Forlán, ni Villa: Paul (hay otro?)

Pena ajena: Osorio, Bofo, Cuauhtémoc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s