“No hay nada como regresar a tu tierra”

Publicado: agosto 14, 2010 en ocio
Etiquetas:, , , , , ,

Vacaciones.  Todos en un momento imploramos por ellas y hasta contamos días, minutos y segundos para que lleguen. Ya estando sumergido en esa época nos preguntamos qué es lo que queremos hacer. Salir a pasear a algún lugar, visitar a los amigos o simplemente descansar, después de todo esto último es uno de los principales objetivos, además de alejarnos de la rutina. Si elegimos visitar a un lugar comenzamos con el principal problema: dónde. Y el sitio dependerá de las actividades a elegir.

Desde que tenía un par de años, uno de los lugares favoritos de mi familia ha sido Cancún. He viajado casi todos los años para allá, aunque últimamente ha sido sin compañía. Dos de la tarde. Me encontraba en el norte de la ciudad de Mérida, específicamente Gran Plaza. Un pequeño problema: a las 3 sale mi camión. Llego 2 20, entro al baño, lavo lo que se alcance a lavar y listo, a la terminal. 2 55 faltan 3 personas por abordar…y yo soy una de esas personas. A mi lado, una tierna viejecita que parte a su querido Cancún. Me dice que soy lo más parecido a un hijo que tiene en ese momento (aunque a un lado se encuentran su hija y su nieto) y a continuación la proposición más cercana a la indecencia que tuve en el viaje: “no te preocupes hija, cuando me de frío el muchacho y yo nos calentaremos (!!!). Después de aplaudir al camionero por las pequeñas recomendaciones para el viaje caemos dormidos…casi tocando nuestras cabezas. Pero bueno, eso ya es otra historia.

Al llegar a Cancún me doy cuenta de algo extraño: a pesar de que hay más taxis que camiones ninguno me da parada. Ni modos, hay que hacer la lucha a como de lugar. Media hora después le gano el taxi a una feliz pareja, por fin estoy cerca de mi destino y nada lo impedirá. Error, tras un fuerte diluvio, muchas calles quedaron inundadas, al grado que algunas tuvieron que ser cerradas, así que a buscar nuevas formas para dirigir al taxista (creo que el sistema de las calles de Mérida es mucho más sencillo que el del resto de la República) nada más que las referencias que conocía ya han cambiado. Un mensaje y listo.

Lo cierto es que en Cancún cada quien se puede divertir como quiera sin importar el tamaño de su presupuesto. Para llegar a las playas sólo hay que pagar el boleto del camión que no excede los 8.50. Ahora que si te quieres embriagar en la playa, sorry, ahí si tendrás que invertir. ¿Lo que quieres es bailar? No te preocupes, no tienes porque pagar los cientos de pesos para recibir collazos y bebidas de dudosa procedencia, basta encontrar ciertos sitios para bailar que además no cuestan algo y si quieres puedes comer y pasar un rato agradable con toda la familia. ¿Un bonito sitio para platicar? Siempre hay la opción de los miradores por la noche, además de poder aprovechar las ocasiones de luna llena o la reciente lluvia de estrellas que ocurrió en esta semana.

Tras tres noches de convivencia, visitas, risas, fotos y demás, es el momento de regresar. Recordaba más elegante el servicio del ADO GL, pero por $38 más que el boleto normal, creo que decidieron ahorrarse muchas cosas. Me llama la atención que en Cancún la gente acostumbrada a dar servicios parece un tanto harta de hacerlo, y es de imaginarse, teniendo tantas visitas cada semana, llega el momento de la desesperación. El tráfico siempre está de la fregada y ceder el lugar para que alguien pase, es tan fuera de lugar como recibir una mentada de madre en una iglesia. Los cruces peatonales son meros adornos de las calles.

Estando a punto de abordar el camión uno sólo piensa en las cosas que pudiste haber hecho y no hiciste, en los lugares que hicieron falta por visitar, en el tiempo extra que puedes quedarte. Sin embargo, todos responsabilidades que son necesarios cumplir. Ya habrá otras oportunidades de extrañar el hogar.

Mi compañera de viaje no fue tan agradable como la primera. Desde que subió se privó, lo malo es que ocupaba parte de mi asiento…y no era muy platicadora. Al llegar y ver las caras conocidas, tu zona de confort y analizar cm a cm si algo ha cambiado, recuerdo las palabras de mi viejita compañera: “no hay nada como regresar a tu tierra. Con tu familia, tus plantas, tus mascotas. Tu hogar. Podrás estar fuera mucho tiempo, pero siempre es bonito regresar”. Amén.

Piscinazo

Anuncios
comentarios
  1. tania dice:

    Hola que tal¡

    Permiteme presentarme soy tania administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.

    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme

    Exitos con tu página.

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s