Jaime-Jaime

Publicado: diciembre 11, 2010 en Jgmv
Etiquetas:, , , , , ,

Terminé un proyecto de casi un año en septiembre y estuve esperando como dos semanas para ver si salía otro. Al ver que no recibía algún llamado, decidí esperar un poco más. Pero la inactividad…y también que ya me estaba quedando sin capital…me hicieron buscar en periódicos, páginas de internet y estar pendiente de los canales de televisión. La salida fácil era llamar a algún conocido y ver si tenía algo para mí, pero eso no me agradaba. Viendo que todos estaban activos, yo quería comenzar también. Y una noche de octubre la oportunidad llegó.

Tenía que responder de una vez e iniciar un curso intensivo para estar al día con los demás compañeros. Y ahora me la paso más tiempo fuera de mi casa que en ella. Siempre había querido un trabajo en el que tuviera que viajar constantemente, nada más que la idea que tenía en la cabeza era un poco diferente de lo que hago actualmente.

Pero lo que me llama la atención de todo esto y haciendo un ejercicio de reflexión es lo diferente que he sido al salir de mi casa. Parece como si al subir al camión una persona diferente sale. Ydigo diferente porque esa persona que trabaja en comunidad es amigable y platicador, no antisocial como el que se encuentra escribiendo esto. Mientras me encuentro aquí en la comodidad de mi casa usando el internet y tirado en mi hamaquita pidiendo a gritos momentos para mi solo, a veces estando allá pido a gritos algo de compañía.

Mientras estoy aquí tomo lo que se me da y en muchas ocasiones no me esfuerzo mucho por obtener las cosas. Al salir, me doy cuenta de lo que dejo atrás y agradezco a esas personitas por estar pendientes de mí. Comienzo a extrañar las comidas, la familia, las amistades, las mascotas y a la pareja. Las tardes de cine, las maratones de películas, los ratos de ocio con los amigos, las inesperadas salidas a comer y los paseos por esta exquisita ciudad.

A veces no recuerdo todo eso. No sé si sentirme bien o mal por ello, pero me doy cuenta que me adapto a estar fuera, a ver la dinámica de la comunidad en la que me encuentre e intentar ser partícipe de ella. Comienzo a conocer personas, a escuchar sus problemáticas, a ver sus problemáticas, a conocer sus alegrías y sus tristezas y muchas veces pienso que me gustaría estar más cerca de ellas para ayudarlas. No siempre puede tener uno la solución y se puede llegar a caer en el error de que dependan de uno y se vuelvan flojos para buscar esa solución.

No me gusta estar muy cerca de los niños. Y fuera de mi casa estoy rodeado por ellos, desde que abro los ojos hasta que gritan mi nombre para que jueguen un rato conmigo.

También en ocasiones me cuestiono si lo que estoy haciendo les trae algún beneficio o nada más estoy yendo a entorpecer sus actividades, a mostrarles algo que en otra situación podría serles útil.

No es que sea una persona diferente la que se va y la que viene, tratando de sobrevivir fuera de casa nos damos cuenta que sí podemos, pero lo triste es que tengamos que estar fuera para poder darnos cuenta de lo que uno puede llegar a alcanzar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s