La educación: un problema de todos

Publicado: enero 22, 2011 en Critiquero, Educación, Jgmv
Etiquetas:, , , , , ,

Hace algunos ayeres la única educación que me preocupaba era la mía. Folletos, direcciones de Internet y anuncios de periódico buscando el lugar para seguir mi educación. Tenía que estar sumergido en este océano educativo para darme cuenta de muchas cosas, aunque en algunos casos prefiero mirar hacia otro lado, ignorar por un momento y seguir avanzando.

Es común que cuando algo va mal, culpemos al gobierno, o a Dios, aunque en este caso, tomaremos el ejemplo del gobierno. ¿Cuántas veces no haz escuchado que las cosas pasan por este pinche gobierno? ¿Y acaso te preguntas que haces tú para que no ocurra eso? Pues más o menos para eso voy en aproximadamente 500 palabras, así que tu continúas leyendo y yo tecleando.

Escuelas con infraestructura sin terminar (y si ya está terminada, en malas condiciones), salarios insuficientes, libros que muestran mucho, pero enseñan poco, escaso material, sin un programa de alimentos para alumnos y/o maestros, etc. Tu sigue pensando en otros problemas en los que relaciones al gobierno (o a la SEP si quieres meterte ya en materia) con las escuelas. Tanto se ha dicho sobre una reforma educativa que cuando llegan los nuevos libros nos enteramos que antes de la impresión hay un pleito entre quién solicita los que elaboran, nunca se llega a un acuerdo y tenemos libros que muestran mucho y enseñan poco. Tal es el grado de buscar hacer más amigable el envase que se olvidan que lo que importa es el contenido.

Profesores que faltan a sus clases, que dicen que están cansados y por eso retiran temprano, que sólo buscan acercarse a la colonia en la que viven, que violan niñas, que maltratan a los niños, que no tratan de entender a los niños. Que se olvidan de educar. Yendo un poco más allá, vemos que cada año hay miles de jóvenes que buscan entrar a las escuelas para trabajar en lo que quizás es el segundo ejemplo a seguir de nuestras vidas: el profesor (nada que ver con la palabra “maestro” que tanto se menciona…a menos que se tenga ese grado, claro está). Cuántos no aspiran a esto. Los que se quedan no son los que necesariamente tengan que estar. Hace falta un criterio aún mayor para seleccionar a estos guías del conocimiento. A veces el que sabe no sabe enseñar. En otras el que enseña no sabe. No es nada más enamorarse de la profesión es necesario que desde el proceso de selección se busque un perfil para ser profesor, hasta psicológico si es necesario (porque lo es) y que ser profesor sea un premio, no un pretexto para tener vacaciones pagadas varias veces al año. Porque el trabajo del profesor no termina cuando el timbre suena, el trabajo del profesor continúa hasta cuando los alumnos duermen tranquilamente con sus sábanas.

Alumnos vándalos, holgazanes, destructores, rebeldes, groseros y los adjetivos que quieras colocar. Es cierto, muchas veces nosotros tenemos la culpa de sacar bajas calificaciones. No estudiamos lo suficiente y se nos hace fácil culpar al que está frente a nosotros. A veces decimos que el profesor no sabe, pero ¿cuántas veces te tomaste la molestia de investigar más allá de lo que te dijeron tus profesores? Me he topado con muchachos que te juran que esa es la respuesta “porque así lo dijo mi maestro” y me agrada decir que he derrumbado varios castillos al enseñarles un libro y que ellos vean que lo que creen no es correcto. No leemos, preferimos copiar. No copiamos, preferimos que alguien nos lo copie. No investigamos, wikipedia y el rincón del vago ya lo ha hecho por nosotros. Entonces ¿cuál es la labora del estudiante? ¿Hacerse al mártir en esta extraña cadena alimentaria? Pero por supuesto que no. Debe exigir al profesor y a sí mismo por sus carencias de educación. Sigo entercado con lo que un profesor me dijo “prefiere caerles mal pero que aprendan a caerles bien porque no hacen algo”.

Bueno, ya ando picado y no he dado conclusión a esto, aunque en realidad no la hay. He visto algunos intentos para tratar de mejorar la educación en México y algunos me han agradado más que otros, aunque hay organizaciones, planes, etc. que destacan más por su extremismo que por su propuesta en sí. La tarea es averiguar de ellos y si eres profesor, ver que puedes integrar a tu inacabable proceso de formación; si eres alumno, ver que hay otras opciones que te pueden ayudar a seguir aprendiendo y no nada más a leer por leer, lo primordial es buscar el aprendizaje significativo, el aprendizaje para la vida; si eres del gobierno, pues darte cuenta que más allá del conformismo obtenido por la rifa de carros de última generación (perdón, no debí meter este tema aquí) o por tu alto sueldo y tu oficina con aire condicionado todo el día. Hay más cosas afuera de las que no nos damos cuenta. Cosas que son necesarias incluir en el proceso de aprendizaje. Y es necesario valorar si lo que se aprende es lo que en realidad se necesita. Lamentablemente la corrupción se da en todos estos niveles y a veces es más fácil pagar para pasar o conseguir una plaza que luchar por obtenerlo.

Dije que 500 palabras y ya casi llegan a 900, si sigo con la corrupción, hay para llegar a las 2000. Y eso que no incluí a la familia en estos problemas (y por mucho como una posible solución), porque ahí me seguía un buen. Mi computadora está fallando, así que por esta ocasión aquí la dejamos. Bienvenidos sean sus comentarios, quejas y/o sugerencias. Nos leemos pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s